Como pescar calamares: Pesca Eging


El frío no sabemos si entra o no entra este año,  pero si que sabemos que los calamares y sepias están cerca de la costa, y pescando a eging podemos pasar grandes ratos con estos cefalópodos.


Qué es el Eging

El eging o pesca de calamares desde costa, es una modalidad que cada vez va teniendo más adictos en nuestro país. En esta, nuestros amigos japoneses son auténticos maestros, y es precisamente desde Japón desde donde cada día nos llegan más novedades.


En un principio se pensaba que los calamares de nuestras costas eran mucho menos agresivos que los de las costas niponas, y este tipo de pesca,  mucho más dinámica y entretenida que el tradicional lanza y recoge lentamente que se viene practicando en España desde antaño, no iba a resultar efectivo en nuestras costas... pero nada más lejos de la realidad. Día a día son más los aficionados al eging que obtienen grandes resultados y, lo que es más importante, disfrutan al máximo practicándolo.

En mi caso, aprendí del eging  japonés buscando información por internet y desde el primer momento tuve buenos resultados, incluso mejores que compañeros que seguían pescando al “estilo tradicional”... y con mucha más diversión.

Cuando planeo una salida a eging lo primero que hago es mirar la previsión de viento, pues este es el gran enemigo de esta práctica. Si las condiciones son propicias, debemos buscar una zona con tanta profundidad como nos sea posible y si puede ser con fondos mixtos de roca, algas o posidonia.

Mejores horas para el Egin

En mi caso suelo empezar la jornada una hora u hora y media antes de la puesta de sol, y os aseguro que esta pesca consigue bastantes capturas aún con mucha luz. Conforme va oscureciendo, voy buscando zonas menos profundas o uso egis que bajen más despacio, pues es en la oscuridad cuando estos cefalópodos se sienten cómodos cerca de la superficie, y se acercan más a la orilla.



Señuelos para el Egin 

En cuanto a señuelos, usaremos siempre los que vienen plomados exteriormente, con esa característica forma de gamba que los hace moverse en amplias zetas al imprimirles tirones secos.

Los señuelos de eging (egis), vienen con una numeración que se corresponde con el tamaño de estos. El peso es aproximado según marcas o tipo de señuelo puede variar. Pero como referencia, suelen estar entre los 5-10 gr para un egi del 2.0 a los 30 gr que puede pesar un egi del 4.0. Mi tamaño favorito es el 3.0, aunque también uso mucho el 3.5. En colores llamativos como el naranja o el rosa, y he notado que dan mejor resultado si tienen dibujos o manchas.

Solo a principios de invierno, cuando los calamares son más pequeños uso egis del 2.5.

Además según las condiciones climatológicas, la corriente y la profundidad podemos usar egis “modificados” respecto a los estándar. Ya sea quitándoles peso para que trabajen muy despacio, manteniéndose más tiempo en capas superficiales, como los tipo “SHALLOW”. Ya sea egis con más peso del habitual, llamados “DEEP”, que bajan más rápido y aguantan mejor las corrientes y el viento.

Trucos para pescar calamares

Hace un tiempo, un amigo me recomendó para el spinning el Atractant de Fiiish, un concentrado en forma de pasta que se unta  en los señuelos, aportándoles un aroma a crustáceos. Y pensé... en la pesca del calamar, que es mucho más lenta que el spinning y con el famoso olfato de estos cefalópodos... ¡esto puede ser la bomba! Ya el primer día que lo puse en mis egis me dio una alegría en forma de calamar de 2 kilos, y posteriormente he comprobado cómo han aumentado mis capturas desde que lo uso.


Le aplico un poco en el lomo y en la panza del egi, el de color amarillo flúor, para darles además un toque de color. Si no queremos modificar el color del egi hay también un attractant de color neutro.

Cañas ideales para el Eging

Si hablamos de cañas, se usan muy ligeras, con una acción muy especial que les permita mostrarse fuertes a la hora de imprimir los jerks (o tirones) a nuestro egi,  permitiéndo hacerlo de forma fácil y sin mucho esfuerzo. Pero que a la vez, una vez tengamos el calamar enganchado, sean capaces de amortiguar los sifonazos de estos y así evitar que se desgarren y suelten.

Es imprescindible cuando buscamos una caña para pescar a Eging, un talón corto que nos facilite el dar dos, tres o cuatro jerks seguidos y el situar la caña con la punta hacia abajo rápidamente para notar el más mínimo roce en nuestro Egi. Aunque se pueden usar cañar de spinning ligeras, para realmente disfrutar manejando el egi a tirones y tener la sensibilidad suficiente para notar cualquier picada es imprescindible una caña específica para esta técnica.


He probado varias cañas de eging y a día de hoy uso la Tailwalk Salty Shape Dash L-Eging 83L, en mi opinión, una de las mejores cañas del mercado para eging.... Esta caña, además de reunir las condiciones que he dicho antes, es hipersensible y ultraligera. Con ella notamos nuestro egi como si estuviéramos allí abajo y trabaja perfectamente egis de hasta 3.5. Tiene un punto extra sobre el resto de cañas actuales y es que su mayor longitud, 252 cm, nos permiten lanzar aún más lejos, pero a la hora de manejar los egis, la sensación es la de una caña mucho más corta, gracias que pesa tan solo 97 gr. Además este plus de longitud nos ayuda a subir el calamar rápido a la superficie, donde nos será mucho más fácil traerlo hasta nosotros. No esperaba menos de Tailwalk, marca ganadora del premio a la mejor caña del mercado en la EFFTEX 2015 con la Tailwalk Silverna Taki TZ, y es que cualquiera que haya tenido una Tailwalk en la mano sabe de lo que hablo.


Carretes para el Eging

En carretes, no es una modalidad muy exigente, cualquier carrete de spinning de gama media tamaño 1000 o 2500 será más que suficiente para esta pesca. No necesitaremos mucha potencia de freno, y de echo pescaremos con el freno bastante flojo para evitar desgarros en el calamar. No importa que nos saquen hilo (al revés, ¡se disfruta más!) pues el calamar solo tira en una dirección y no irá hacia el fondo ni las rocas.

A este carrete le añadiremos hilos trenzados, de tamaños reducidos, PE 0,8 o PE 0,6 para lanzar lo más lejos posible y para evitar, en la medida de lo posible, que la corriente los arrastren. Preferiblemente en colores muy visibles, como el Pee Wee de Alpha Tackle, que al ser color verde flúor  nos ayuda a poder ver perfectamente cualquier cambio en la comba que hace el hilo cuando  el egi está en descenso, pues si empieza a tensarse lentamente lo más probable es que ya tengamos un calamar agarrado a él. Le pondremos un bajo de fluorocarbono de entre 0,20 y 0,30 y ataremos el egi a la línea mediante una grapa, que además de permitirnos cambiar rápidamente de señuelo, evitará que el nudo choque contra las rocas, al no estar situado en la punta del egi.


Como mover los Egis para pescar calamares

La técnica consiste en ir haciendo dientes de sierra con nuestro egi. Después de lanzar lo dejamos bajar lentamente primero hasta la profundidad que queramos trabajar sin perder de vista el hilo, pues cualquier cambio en él nos indicará cuando un calamar ha enganchado el señuelo, e incluso cuando ha llegado este al fondo. Para después imprimirle fuertes tirones secos que harán que nuestro egi suba de nuevo haciendo zetas que llamaran la atención de estos cefalópodos. Después lo volveremos a dejar bajar y así sucesivamente.

Debemos mantener el hilo lo más tenso posible y la puntera de la caña baja para sentir la picada, que en la mayoría de los casos se dará en el descenso del egi. Cuando la detectemos, no clavaremos inmediatamente, esperaremos un par de segundos para que el calamar agarre bien el señuelo, y es entonces cuando clavaremos firmemente.

¡Suerte y buena pesca!
 


Relacionados:
Tailwalk L-Eging en el pezrosa.com








0 comentarios:

Publicar un comentario

Si quieres compartir y aportar con respeto, sera publicado.