Aegis 130: En busca de dentones caprichosos



Esta semana santa ha sido frutífera en capturas, tanto a fondo como en superficie. Comenzamos con la crónica de capturas de éstos días con este precioso dentón capturado con el Aegis 130 de Payo int.

Se puede llamar intuición, suerte, instinto o experiencia en base a horas y horas encima del barco.
El caso es que esta semana santa estuvimos buscando el pescado en fondos de 25 a 50 metros con grandes shad de vinilo, tuvimos "suerte" y tocamos bastantes piezas (lo vereis en próximas entradas).

Pero uno de esos días que volvíamos ya a puerto con una sensación amarga después de haber tenido varias peleas y no haber conseguido subir ninguna pieza al pieza al barco mi hermano dijo, "cambia el rumbo y pasa por esta zona". Nos quedamos un poco extrañados cuando la sonda empezó a marcar cada vez menos metros: 20-15-12-8-5... !3 metros¡ Yo no me lo podía creer y nuestro amigo Carlos el patrón tampoco... Carlos: ¿donde vamos por aquí? !a ver si vamos a encallar!
Ramón: Toma tal rumbo bájate a 4 nudos y no te preocupes que no tocamos fondo...

Se puso a trastear y colocó un Aegis 130 color 200A en la caña especial para pescar con vinilos que estamos testando antes de sacarlas a la venta y lo mandó para el agua directo sin plomo ni nada.

Cinco minutos, diez minutos... y mi hermano pegado a la caña sin moverse... de repente en un visto y no visto me giro y veo la caña doblada, el carrete chillando y mi hermano aferrrado a la caña gritando que metiese marcha atrás.

No tenía pantalones de pararle la carrera, que embestida... poco a poco fue cansandose pero no había manera de acercarlo al barco, así que Carlos tuvo que maniobrar marcha atrás para acercarnos al animal.

Una pelea preciosa y una pieza bárbara que plateaba debajo del barco hasta llegar vencido a la superficie. Cuando tenga listo el vídeo lo subiré con tomas subacuaticas incluidas.

El Aegis 130 cumplió con todas las expectativas, consiguió la picada y los triples extra fuertes VMC que montan originales no sufrieron lo más mínimo.

¿Porqué un Aegis 130 y no otro? Pues por el simple motivo que su perfil más alto y grueso, y un wobbling muy marcado invita a los grandes depredadores a darse un buen banquete con poco esfuerzo.


Aegis 130 en la tienda del pezrosa 

2 comentarios:

  1. Preciosa captura, quedamos a la espera del video.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena bonitas capturas,
    un saludo

    ResponderEliminar

Si quieres compartir y aportar con respeto, sera publicado.